El Partido Libertario rechaza la política exterior respecto a Marruecos

  • Juan Pina: » La diplomacia española debe demostrar independencia y capacidad de acción frente a Rabat»

Ante el ingreso ilegal de miles de inmigrantes procedentes de Marruecos, ocurrido esta noche en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, el Partido Libertario desea manifestar su condena sin paliativos a las autoridades marroquíes por el uso intermitente de los flujos migratorios irregulares, así como el de los tráficos ilícitos, como medida de presión a España. La continuidad de esa política, en la que Marruecos está instalado desde hace muchas décadas, requiere un replanteamiento de la política exterior española en relación con este país. En particular, el Partido Libertario:

1. Recuerda la responsabilidad española sobre la población saharaui, abandonada a su suerte en 1975 por España, como potencia administradora. España debe impulsar la reconsideración, por parte del actual gobierno de los Estados Unidos de América, del reconocimiento ilegal de la anexión del territorio por parte de Marruecos. España tiene el deber de reconocer la nacionalidad española de sus ciudadanos de ultramar en 1975 y de sus descendientes. España debe impulsar una política europea de búsqueda de una solución pacífica al conflicto saharaui-marroquí, mediante el referéndum previsto y eternamente aplazado, y mediante el estudio de opciones novedosas en materia de soberanía y territorialidad.

2. Exige el refuerzo de la seguridad de Ceuta y Melilla. Ambas ciudades autónomas deben adquirir su plena condición de comunidades autónomas y alcanzar su máximo techo competencial. Además, debe establecerse para ellas un régimen fiscal ventajoso que les permita alcanzar un rápido desarrollo como territorios de baja imposición, en competencia con Gibraltar y con otros países y territorios europeos de fiscalidad reducida.

3. Exige a la Ministra de Asuntos Exteriores la llamada en audiencia de la embajadora Karima Benyaich para comunicarle una fuerte protesta ante su gobierno, y la posterior llamada a consultas del embajador de España en Rabat, Ricardo Díez-Hochleitner. España debe adoptar ante la comunidad internacional un cambio de rumbo creíble respecto a la política de apaciguamiento que siempre ha mantenido respecto a las constantes amenazas de Marruecos. El incidente de esta noche debe ser un punto de inflexión sin retorno en la política española hacia Marruecos.

4. Recuerda a todos que la inmensa mayoría de los inmigrantes llegados en estas últimas horas, y muy especialmente los menores de edad, son víctimas de la situación creada por un gobierno despótico que les utiliza como masa de maniobra; y llama a la población a no culpabilizar a estas personas. En particular, el Partido Libertario condena el relato incendiario de Vox respecto a esta cuestión y sus constantes mensajes de odio a los inmigrantes, incluidos los niños y adolescentes.

5. Recuerda que los flujos migratorios naturales son legítimos y forman parte de la inalienable libertad de tránsito y asentamiento de todos los seres humanos, consustancial a la dignidad humana. El problema es la distorsión de esos flujos naturales mediante políticas estatistas que favorecen el efecto expulsión en los Estados de origen, y el efecto llamada en los de destino. Son siempre los Estados quienes provocan sobreflujos de difícil asimilación y los problemas que de ello se derivan. El llamado Estado del bienestar es un imán para la migración irreflexiva, desordenada y carente de garantías. Las mafias del tráfico de personas se benefician también de las políticas de los Estados.

El secretario de Relaciones Internacionales del Partido Libertario, Juan Pina, ha manifestado que «La diplomacia española debe demostrar independencia y capacidad de acción frente a Rabat».

Más destacados

Deja un comentario