Contra la subida de impuestos

El Partido de la Libertad Individual (P-LIB) ha manifestado hoy su más enérgica oposición a la subida de impuestos anunciada esta mañana por el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

En primer lugar, el P-LIB considera intolerable anunciar este tipo de medidas sin ofrecer datos exactos sobre su alcance. Esto sólo crea incertidumbre entre los contribuyentes y un clima de temor generalizado al expolio fiscal que parece avecinarse. El P-LIB afirma que cada euro trasladado de los bolsillos del contribuyente a las arcas del Estado en plena crisis es un euro desperdiciado para la recuperación que necesitamos, y destinado a pagar sueldos artificiales o improductivos, cuando no al puro despilfarro o a la corrupción.

El P-LIB afirma que no se sale de una crisis económica aumentando la carga fiscal que pesa sobre los ciudadanos, sino reduciéndola. No entender esto es no comprender que son los consumidores, los empresarios y los trabajadores quienes pueden vencer la crisis, no el Estado. El extremo intervencionismo keynesiano del gobierno presidido por Zapatero es culpable de que nuestro país padezca una crisis anterior y adicional a la mundial.

Las medidas anunciadas por Zapatero constituyen un fuerte incentivo a la evasión fiscal y a la economía sumergida, y no tendrán efectos recaudatorios apreciables si cumple con lo que ha prometido: limitarlas a los contribuyentes de rentas más altas. Su única finalidad, por lo tanto, parece ser una nueva cruzada populista contra “los ricos” para contentar a los sindicatos y a los partidos más colectivistas que apuntalan al Ejecutivo.

El P-LIB insta al Gobierno a dar un giro de ciento ochenta grados en su política económica para evitar una catástrofe irreversible en nuestra economía. El Estado, en un momento de crisis como el actual, debe aflojar al máximo su control sobre la actividad económica, permitir que afloren recursos en el mercado, aplazar e idealmente eliminar gran parte de las cargas sociales y de los impuestos, atraer a España capital exterior, reducir la burocracia y el funcionariado y renunciar a sus actividades no esenciales.

El P-LIB llama a los ciudadanos a estudiar con sus asesores cuantas medidas de autodefensa tributaria resulten jurídicamente viables, aplicando estrategias de planificación fiscal nacional e internacional para, dentro de la legalidad, evitar en lo posible la confiscación sistematizada con la que ahora les amenaza Zapatero.

Medidas del P-LIB contra la crisis económica

Para salir de la crisis, hace falta más libertad económica

 

 

Deja un comentario