Las pensiones son miserables

Los datos de agosto han arrojado estos días una cifra que el P-LIB considera demoledora: mientras la media española de pensiones de jubilación apenas supera los ochocientos cincuenta euros, hay algunas comunidades autónomas en las que no llega ni a seiscientos cincuenta. Esto hace que la gran mayoría de los jubilados españoles deban recurrir a la ayuda económica de sus hijos y nietos, con el consiguiente desamparo de quienes no los tienen o no reciben tal ayuda, y con el consiguiente coste oculto para millones de familias que, además de pagar al sistema actual de pensiones, deben ayudar de forma directa a sus propios mayores.

El P-LIB culpa al vigente sistema de pensiones “de reparto” por el empobrecimiento sistemático de nuestros mayores durante décadas. El P-LIB está adherido a la Declaración de Salamanca por la reforma del sistema de pensiones, promovida por la Asociación para la Reforma de las Pensiones. El Partido de la Libertad Individual promueve la sustitución del sistema “de reparto” por uno de capitalización personalizada para cada trabajador, con un fondo de solidaridad que en lugar de dar malas pensiones en la vejez cotice por quienes no puedan hacerlo durante la vida laboral.

Para salir de la crisis, hace falta más libertad económica

 

 

Deja un comentario