Móstoles quiere disparar el gasto y subir impuestos

Héctor Muñoz | P-LIBEl Partido Libertario (P-LIB) de Móstoles se posiciona en contra de las primeras medidas anunciadas por la nueva corporación municipal, y más concretamente del pomposamente llamado “Plan de Emergencia Social y Lucha contra la Pobreza”. Dicho plan va acompañado por la iniciativa de la apertura de los comedores escolares durante los meses de julio y agosto, así como de becas de ayuda para los libros, una oficina antidesahucios, la remunicipalización de servicios, y de la reinstauración del Consejo de Igualdad. Para el P-LIB estas mal llamadas “nuevas” políticas son un brindis al sol, puesto que todas las medidas van orientadas a incrementar el gasto público, mientras que la destinada al ahorro —la reducción del sueldo del alcalde y concejales que depende de ser aprobada en el pleno municipal— es pírrica si tenemos en consideración que la aplicación de las medidas anteriores supondrán nuevos consejeros y nuevos cargos.

El nuevo alcalde de Móstoles no cuenta cómo va a financiar las oficinas antidesahucios o los Consejos de Igualdad. Y tampoco dice de dónde va a salir el dinero para pagar la apertura de los comedores escolares, algo que incluso en Madrid capital han desechado por costosa y estigmatizante para las familias. Y lo que tampoco dice el nuevo alcalde es que en relación a las medidas antidesahucios desgraciadamente el ayuntamiento no podrá hacer nada para frenar un desahucio salvo facilitar vivienda al afectado, lo que tendrá un coste añadido para el Ayuntamiento.

Con un programa y promesas basadas en el populismo y la demagogia, imposibles de cumplir, basadas en el incremento del gasto y no del ahorro, nos encontramos ante un programa de gobierno reducido a un simple papel mojado. Un programa basado en el engaño para captar votos a toda costa, y no en la gestión responsable y ejemplar que se merecen todos los habitantes de Móstoles. El P-LIB quiere un Móstoles libre y próspero. Y Móstoles no podrá ser jamás libre y próspero con medidas que conducen a una mayor dependencia municipal y a un aumento de impuestos y tasas. Sin reducir impuestos, no hay reindustrialización posible.

Héctor Muñoz, Coordinador del P-LIB de Móstoles, ha declarado que “Necesitamos unas Administraciones Públicas austeras y no encerrar a un burócrata en una preciosa concejalía o crear oficinas para asuntos en los que el ayuntamiento no tiene competencia.” A lo que añade que “no tiene sentido alguno hablar de reindustrialización sin hablar de rebajar los tributos y la burocracia locales. Las medidas que no vayan orientadas a seducir fiscalmente a las empresas y a los emprendedores acabarán en fracaso.”  Y concluye Muñoz declarando que “la igualdad impuesta por los políticos en realidad es un acto insultante y discriminatorio contra las personas objeto de esa supuesta “igualdad”. La desigualdad no es un problema puesto que todos los seres humanos nacemos desiguales, el verdadero problema es la discriminación por sexo, religión, ideología o etnia, y esta discriminación puede ser solventada de manera ordinaria ante los tribunales, sin necesidad de crear observatorios, comités, juntas, u otro tipo de organismo estatal con nombre imaginativo que viva de los impuestos que con tanto esfuerzo pagan los vecinos de Móstoles.”

Deja un comentario