No a la reforma de la Ley General Tributaria

Roxana NiculaEl Partido de la Libertad Individual (P-LIB) expresa su indignación ante las últimas modificaciones en la Ley General Tributaria aprobadas por las Cortes Generales el pasado 17 de diciembre. Van dirigidas a entorpecer y encarecer todavía más la actividad económica en nuestro país, ya que golpean directamente al tejido empresarial y en particular a los trabajadores autónomos. La reforma de la Sección Tercera, sobre los responsables tributarios, introduce en el artículo 42 f la responsabilidad solidaria de las empresas y de todas aquellas personas que desarrollen una actividad económica, exigiéndoles tramitar nuevas certificaciones respecto de su situación deudora para con el Estado. Es decir, a partir de ahora las empresas y los autónomos deberán exigir obligatoriamente a todos sus proveedores un certificado que demuestre que no tienen deudas con la Administración. El artículo en cuestión entorpece el abono de las facturas presentes o futuras. Esta reforma pone de manifiesto que no tiene límites la retorcida creatividad de los políticos a la hora de inventarse vías para ahogar la actividad económica del sector privado, y particularmente la del trabajador autónomo.

Este ataque directo a la iniciativa privada se suma a la reducción de los derechos civiles que caracteriza al gobierno del Partido Popular, con su ministro de Justicia a la cabeza. El PP en el poder emplea su tiempo y nuestro dinero en idear nuevos obstáculos al emprendimiento y en intensificar la feroz caza de brujas fiscal que ha desatado, procurando dejar indefenso al contribuyente mediante unas tasas judiciales que le impiden defenderse del Estado. El P-LIB advierte que esto provocará que más pequeños empresarios y trabajadores autónomos se planteen si pueden seguir asumiendo los costes abusivos que se exige para estar en la legalidad, una legalidad que cambia con cada reunión del Consejo de Ministros. Muchos se verán obligados a emprender, por contra, el camino del dinero limpio, es decir del dinero que circula fuera del marco jurídico del Estado confiscador.

Roxana Nicula, Secretaria de Acción Ciudadana del P-LIB y trabajadora autónoma, ha declarado hoy que “o los ciudadanos comprenden de una vez que tienen que ponerle freno al Estado, o el Estado va a acabar con todos nosotros porque su voracidad no conoce límites” y que “con esta reforma ha quedado claro que a la casta improductiva que gestiona el Estado sólo le importa mantener su cuota de poder y por tanto sus privilegios y prebendas”. “El PP empuja a los autónomos al exilio literal o al exilio interior, y lo seguirá haciendo sin inmutarse mientras parchea el modelo económico socialdemócrata que ha estrangulado a nuestra sociedad hasta llevarla a la asfixia”. “La prosperidad sólo es posible en un marco de libertad y responsabilidad individual”, ha añadido, denunciando que “la redistribución de la riqueza que tanto defienden todos los colectivistas, los socialistas de todos los partidos como los llamaba Hayek, no es la solución sino la causa principal del actual desastre económico. En realidad, la llamada redistribución no es más que el saqueo institucionalizado que perpetran quienes gestionan el Estado contra quienes crean la riqueza: los autónomos, las empresas y sobre todo las pymes, y los trabajadores del sector privado”.

Deja un comentario