No a la relajación penal frente a los piquetes

Daniel MartínezEl Partido de la Libertad Individual (P-LIB) no comparte la decisión adoptada por el gobierno a principios de esta semana, de reducir las penas de prisión a los piquetes que obligan a los trabajadores a secundar una huelga. La intromisión estatal en las relaciones laborales es un completo despropósito que ha generado un marco jurídico sui generis, en el que la coacción se ve tolerada en cierto grado si la ejerce una de las partes. Frente a ello, el P-LIB defiende una completa reforma que liberalice las relaciones laborales. En todo caso, en el marco actual, es evidente que la acción violenta de los piquetes se produce casi siempre que se convoca una huelga. 

Infinidad de trabajadores se ven forzados a apoyar la huelga contra su voluntad. Ese abuso debe terminar, y resulta alarmante que el PSOE y otras formaciones políticas pretendan incluso abolir el artículo del Código Penal que castiga esa intolerable coacción. El P-LIB considera que, en cualquier caso, la sanción por coaccionar a favor de la huelga o en contra de la misma debe ser idéntica. Es necesario recordar una vez más que la rigidez del Derecho laboral y las normas que privilegian a los sindicatos —una de las cuales es la tolerancia hacia los piquetes— son factores que han coadyuvado a la dualidad laboral y a las elevadas cotas de desempleo que padecemos. En este sentido, el Secretario General del P-LIB, Daniel Martínez, ha manifestado hoy que “el gobierno del Partido Popular ha celebrado el fin de año dando una vez más la campanada contra la libertad económica y por los privilegios de los sindicatos“. “Después de tres años de gobierno de Mariano Rajoy, comenzamos el 2015 con menos libertad tanto económica como personal, y ahora encima con un espaldarazo del PP a la coacción sindical“, ha concluido.

Deja un comentario