P-LIB versus Podemos: Libertad frente a tiranía

Óscar TimónEl Partido de la Libertad Individual (P-LIB) ha presentado hoy una comparativa entre las principales medidas económicas del largamente anunciado programa de Podemos (que finalmente hizo públicas anteayer la formación de Pablo Iglesias) y las medidas alternativas que defendemos los libertarios. Mientras los ultracolectivistas de Podemos, decididos a implantar en España un régimen “bolivariano”, sólo ofrecen soluciones aún más intervencionistas a cada uno de los problemas de nuestra economía y de la sociedad, los libertarios trabajamos por generar prosperidad económica. Para ello hace falta más Libertad y menos Estado. Mientras Podemos se obsesiona con el reparto de la riqueza pero no le interesa cómo crearla, el P-LIB propone medidas de desintermediación de las decisiones económicas, que devuelvan a los individuos y a sus agrupaciones productivas voluntarias la plena capacidad de actuar en el mercado en persecución legítima de sus fines. Mientras ellos dulcifican el lenguaje para que no se note que proponen una dictadura, nosotros decimos claramente que el problema es el Estado, y que Podemos hace bien en cuestionar a la casta que hoy lo regenta, pero hace mal en pretender sustituirla porque así no se soluciona nada. Como se soluciona es reduciendo a su mínima expresión el poder estatal y su discrecionalidad, devolviendo a la sociedad civil la gestión de los servicios esenciales y de la previsión para la vejez y para el desempleo, y restaurando el orden espontáneo de la economía, de la cultura y de la solidaridad, hoy usurpado y distorsionado por el Estado para beneficio de la élite parasitaria que lo controla.

Oscar Timón, Secretario de Política Económica del P-LIB, ha declarado hoy que “el programa económico de Podemos es más de lo mismo, más PPSOE, más planes E (Zapatero), más subidas salvajes de impuestos (Rajoy), más deuda pública (González, Aznar, Zapatero y Rajoy), más gasto público (González, Aznar, Zapatero y Rajoy ), nuevas quitas de deuda (González y sus devaluaciones de la peseta), y, como novedad, algún añadido franquista como volver a una legislación laboral aún más rígida o a las industrias nacionalizadas”.

En efecto, la política económica de Podemos es propia de dictaduras con veleidades autárquicas, como la franquista. Es un inmenso paso atrás que recupera la convicción ya superada de que el Estado es quien crea la riqueza. No es así. El Estado puede entorpecer su creación mediante toda suerte de normas y regulaciones, pero no puede incentivarla más que por omisión. Por acción sólo puede tomar recursos de algún sitio, recursos cuyos tenedores sin duda emplearían de forma más eficiente que el Estado que se los quita. Como el Estado no tiene una varita mágica para crear riqueza de la nada, sólo puede pagar su acción endeudándose (es decir endeudando a los ciudadanos y a sus hijos y nietos), aumentando la carga fiscal que pesa sobre ellos (y especialmente sobre las clases medias) o devaluando de forma evidente o no la moneda (lo que equivale, como los impuestos pero de forma subrepticia, a confiscar una parte de la propiedad y del producto del esfuerzo de cada persona).

Aunque el programa económico finalmente presentado por Podemos ha rebajado mucho las pretensiones de extrema izquierda totalitaria y sobre todo su lenguaje, adoptando una estética keynesiana, el P-LIB desconfía profundamente de las auténticas intenciones de esta formación política, pues han sido más que evidentes sus posiciones ferozmente contrarias al derecho de propiedad y a la libertad económica.

Comparativa de las principales medidas económicas de Podemos con las del P-LIB (formato PDF)

.

No, no podéis

Deja un comentario