El intervencionismo perjudica a los astilleros

Diego RuizEn relación con la reciente polémica por las subvenciones concedidas a los astilleros, cuya devolución ha instado la Comisión Europea, con los consiguientes problemas de toda índole para el sector y sus empresas y trabajadores, el Partido de la Libertad Individual (P-LIB) reitera la necesidad de hacer de Europa un espacio económico realmente libre. “El intervencionismo económico de la Unión Europea, al igual que el practicado por sus Estados miembros, crea muchos más problemas de los que llega a resolver”, ha manifestado este miércoles Diego Ruiz, Secretario de Relaciones Institucionales del P-LIB. La posición del partido se concreta en los siguientes puntos:

1. El P-LIB reclama la drástica reducción de todos los impuestos al trabajo y cotizaciones sociales, no solo en el sector de los astilleros sino en todos los sectores de la economía, de manera que el Estado y la Union Europea, dejen de estorbar y de perjudicar la viabilidad de las empresas con la insufrible carga fiscal actual.

2. El P-LIB insta a la eliminación de todo tipo de ayudas y subvenciones, sea quien sea su beneficiario, y ya sean al consumo, a la producción o incluso a la fiscalidad, como es el caso de los astilleros.

3. De la misma manera, dado que la espiral de subvenciones de los últimos veinte años ha conformado una madeja de clientelismo y arbitrariedades en la cual no se puede determinar qué sector o grupo de presión, tanto en España como en Europa, tiene más derecho que otros, el P-LIB reclama la suspensión de las exigencias de Bruselas a los empresarios de los astilleros de devolver las ayudas, por constituir un agravio comparativo frente a otras empresas y empresarios. El P-LIB promueve por supuesto la abolición de las aribitrariedades favoritistas del Estado, pero lo que resulta totalmente inaceptable es conceder una rebaja fiscal a un sector para que, una vez que los empresarios del mismo han comenzado a realizar sus legítimas inversiones contando con dicha ayuda, el Estado cambie las reglas de juego a mitad del partido y retire las ayudas ya concedidas en un ejercicio de juego sucio sin precedentes.

4. El P-LIB exige que los gobiernos europeos y la Comisión empiecen de inmediato a desmontar el actual sistema de planificación central de la economía, cuya herramienta principal es la subvención, y a sustituirlo por uno de verdadero libre mercado. Los liberales creemos que la UE no debe ser un nivel más de burocracia ni una nueva y gigantesca estructura gubernamental, sino un espacio economico de mercados auténticamente libres y, por tanto, sin subvenciones.

Deja un comentario