No a la identificación previa en Internet

El Partido de la Libertad Individual (P-LIB) acoge con alarma las noticias cada vez más insistentes que apuntan a la posible promulgación este mismo año de una normativa estadounidense por la cual sería obligatorio identificarse para acceder a Internet. Esa identificación previa a la navegación por la red iría lógicamente acompañada del registro de toda la actividad online del usuario. Hace unos días entró en vigor algo parecido en Turquía, país miembro de la OTAN y aspirante a ingresar en la Unión Europea. Por su parte, el gobierno ruso está arremetiendo contra algunos de los principales servicios de correo electrónico por su carácter anónimo. Por lo tanto, ya no son únicamente países como China, Cuba o Irán los que vulneran la libertad en Internet. Los Estados pretenden imponer unos sistemas de control online equivalentes a la obligatoriedad de que todas las cartas fueran escaneadas por algún ministerio.

La perspectiva de que entre en vigor la National Strategy for Trusted Identities in Cyberspace (NSTIC) daría sentido a las crípticas declaraciones de la ministra González-Sinde cuando afirmó, el pasado mes de febrero, que “en los próximos meses veremos un cambio profundo en la manera de utilizar Internet”. Queda patente que ese cambio profundo es pasar del uso libre y anónimo a la vigilancia total de los Estados. El P-LIB llama a la sociedad a resistir frente a cualquier imposición que limite y pretenda controlar Internet, el mayor ámbito de libertad del que disponemos los ciudadanos. El P-LIB reitera su compromiso con la comunidad de usuarios de Internet: denunciar y atacar por todos los medios a su alcance las normas que limitan la libertad y el anonimato en la red. Estamos orgullosos de contar con el apoyo de muchas personas particularmente sensibilizadas con este ámbito de nuestra libertad, pertenecientes a algunas de las más conocidas organizaciones de defensa de la libertad en Internet. No les defraudaremos. Nuestra oposición al liberticidio digital es y será frontal, y constituirá uno de los elementos principales de nuestra campaña para las próximas elecciones a Cortes Generales.

Deja un comentario