Por el fin de la represión y del régimen sandinista en Nicaragua

El Partido Libertario (P-LIB) condena los asesinatos perpetrados en Nicaragua por el régimen de Daniel Ortega y reclama que este sea depuesto y juzgado por sus crímenes.

El dictador comunista, que tras su segunda llegada al poder a través de elecciones en 2007 ha establecido un régimen totalitario en el país centroamericano, tiene en su contra a la inmensa mayoría de la población nicaragüense, incluidos muchos antiguos simpatizantes del sandinismo. Las actuales protestas, que se iniciaron en abril a raíz de una reforma que aumentaba la intervención del Estado en la vida económica de los nicaragüenses a través del incremento de las cuotas de la seguridad social, están siendo reprimidas de forma criminal por parte de la policía, así como por los cuerpos parapoliciales del régimen. Los estudiantes muertos este fin de semana tras el ataque a una iglesia donde se encontraban atrincherados no son sino el último capítulo de una escalada de represión que lleva ya más de 270 muertos.

En realidad, esta reforma de la seguridad social no ha sido sino la gota que ha colmado el vaso de una situación general de empobrecimiento del país tras años de socialismo. Daniel Ortega, que se ha mantenido en el poder con apoyo y recursos del régimen venezolano, ha aplicado una política intervencionista que ha hundido la economía nicaragüense.

Los libertarios reclamamos al Gobierno de España que la condena de ayer a la represión en Nicaragüa sea acompañada con la máxima firmeza diplomática en apoyo de los derechos de los ciudadanos nicaragüenses.

El Secretario de Relaciones internacionales del P-LIB, Juan Pina, ha declarado en relación a la situación de Nicaragua que “allí donde el socialismo cuenta con el poder absoluto, hunde a sociedades enteras en la miseria. Debe iniciarse una transición pacífica que termine con la dictadura personal y familiar de Daniel Ortega, quien debe sentarse ante un tribunal para responder por sus crímenes de Estado”.

Más destacados

Deja un comentario