Ante la deriva del gobierno valenciano

Francesc RoigEl Partido de la Libertad Individual (P-LIB) de la Comunidad Valenciana muestra su preocupación por la deriva del gobierno autonómico del PP. En su vertiente más colectivista, este gobierno está esperando como un salvavidas el dinero proveniente del FLA para hacer frente a algunos de sus pagos pendientes. Estos pagos correspondientes a gastos de primera necesidad como colegios públicos y concertados, centros de discapacitados, y deuda con farmacias y laboratorios farmacéuticos, pero al mismo tiempo se adjudica ayudas para la promoción del valenciano valoradas en ciento cincuenta y dos mil euros aproximadamente. En su vertiente menos colectivista, el gobierno tiene la intención de suprimir algunas empresas públicas, que no todas, mientras continúa abierta la radiotelevión pública valenciana con varios canales y emisoras de radio que son únicamente viables con los impuestos que pagan todos los valencianos.

Francesc Roig, miembro de la Comisión Ejecutiva del P-LIB valenciano, ha declarado que “es urgente un cambio radical de este gobierno para devolver a la sociedad civil todas aquellas parcelas que han sido ocupadas por la Generalitat Valenciana y por el entramado de empresas públicas que tan mal ha gestionado”. Para Roig, “el P-LIB aboga por una reducción drástica de impuestos y una privatización de los servicios educativos y sanitarios, implementando el cheque canjeable para aquellas familias que no alcancen a costear dichos servicios esenciales”. “Mientras tanto —ha señalado Roig—, los liberales exigimos a la Generaliatat Valenciana que cumpla con sus obligaciones respecto al pago a proveedores y con los compromisos adquiridos de servicio a la ciudadanía”.

Deja un comentario