Privatización de Canal Sur

Álvaro ChenaEl Partido de la Libertad Individual (P-LIB) recibe con escándalo las últimas noticias sobre la situación de la radiotelevisión pública de Andalucía, que es lisa y llanamente es insostenible. Los gastos, especialmente los de personal, superan con mucho a los ingresos. La única solución económica y ética es la privatización del ente público, de modo que deje de ser una rémora económica y una máquina de propaganda. Sin embargo, el actual estatuto de autonomía impide su privatización. El P-LIB propone la urgente modificación del Estatuto de Autonomía para proceder a la privatización del ente, y urge entre tanto a recortar drásticamente sus gastos.


El Vicepresidente tercero del P-LIB, Álvaro Chena, ha declarado que “es un disparate que en medio de esta crisis se sigan manteniendo empresas públicas, todas ellas deficitarias, a costa del bolsillo del contribuyente y del  recorte en otros servicios más necesarios”.

La situación del ente andaluz coincide con el anunciado cierre de la televisión murciana. El P-LIB considera necesario y urgente la subasta de todos los medios de comunicación de titularidad pública, ya sean locales, autonómicos o nacionales. Es intolerable que RTVE nos cueste mil doscientos millones al año, por diferentes vías. Si a esto unimos otros mil trescientos millones por las autonómicas, según el diario Expansión, estamos hablando de cerca de dos mil quinientos millones sólo en radio y televisión, y sin contar el nivel local. Si añadimos los medios de otra naturaleza y sumamos las ingentes subvenciones y publicidad institucional que se canaliza desde las administraciones públicas a los medios privados (con la inevitable injerencia que ello supone en su línea editorial), el resultado es un sector mediático impropio de una sociedad libre, carísimo y pagado forzosamente por los ciudadanos.

Deja un comentario