Brutal masacre en el Sáhara Occidental

El Partido de la Libertad Individual (P-LIB) condena con la máxima dureza la salvaje y criminal represión que ha desatado en las últimas horas el régimen de Rabat contra la indefensa población civil saharaui en El Aaiún. Desmantelar el campamento de pacífica protesta instalado por los activistas saharauis frente a la ocupación violenta de su país, que dura ya treinta y cinco años, constituye una clara provocación que señala de manera inequívoca la nula voluntad marroquí de resolver el contencioso por los cauces legales establecidos por la ONU y por la comunidad internacional. El P-LIB señala una vez más la responsabilidad de la ex potencia colonial, que de ninguna manera puede cruzarse de brazos ante la masacre cometida hoy por Marruecos, ni tampoco hacer dejación de su deber ineludible de procurar a la población saharaui un referéndum de autodeterminación que ponga fin al contencioso iniciado con la ilegal entrega de la provincia de ultramar a Marruecos y Mauritania en 1975. El P-LIB culpa al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y al PSOE por su política de proximidad al régimen tiránico y medieval alauí, ya desde antes de la llegada a La Moncloa, y considera que el gobierno español debe reconsiderar su estrategia hacia Marruecos en varias áreas, incluida desde luego la cuestión del Sáhara Occidental. El Presidente del P-LIB, Juan Pina, ha declarado hoy que “España debería tener el valor de proyectar hacia el Sáhara una política similar a la que Portugal siguió durante décadas respecto a Timor Oriental, un caso idéntico de un territorio colonial ocupado a la fuerza por el país vecino, con el feliz resultado de la liberación y autodeterminación de la colonia”. “España debe librarse definitivamente del vergonzoso condicionamiento marroquí a su política exterior”, ha añadido.

Deja un comentario